Violación: prejuicios, victimización y realidades de la práctica clínica

M.ª del Carmen Fernández Alonso

Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria. Doctora en Medicina. Profesora colaboradora honorífica de la Facultad de Medicina de Valladolid y colaboradora como docente en Violencia de género en la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León. Coordinadora del GdT de Violencia de género e intrafamiliar de SocalemFyC, y miembro del Grupo de Prevención en Salud Mental del PAPPS. Miembro del grupo de Special Interest Family Violence de WONCA Group.

 

 

Resumen

La violencia sexual es una realidad silenciada, incómoda y escasamente denunciada, a pesar de su frecuencia, un 7 % de las mujeres la ha sufrido (Macroencuesta, 2015). Las consecuencias para la salud y para la vida de estas mujeres son demoledoras. Invitamos a reflexionar sobre los prejuicios que tienen la sociedad y los profesionales respecto al comportamiento de las víctimas antes, durante y después de la agresión; el coste personal, la victimización reiterada, la exposición al juicio público y mediatizado, los riesgos, el acoso moral y, con frecuencia, sin contar con apoyo profesional para ayudarlas a superar el trauma. Y en este marco, ¿cuál es nuestro papel como profesionales? ¿Cómo debemos actuar? ¿Cómo podemos ayudarlas a superar las consecuencias de una violación? Más allá de los procedimientos biomédicos de atención urgente, hablamos de acogida, de atención cercana a una persona en situación de vulnerabilidad extrema, de comprensión, de respeto, de formas, de lenguaje cuidado y sensible, de creer, de no juzgar, de oferta de apoyo, de seguimiento, de acompañamiento… Y también, sin duda, de procedimientos medicolegales necesarios. ¿Sabríamos cómo aconsejar a una mujer, sobre qué hacer y qué no hacer si se ve en una situación así? ¿Sabemos cómo actuar si llega a nuestra consulta tras haber sido atendida de urgencia? ¿Sabemos a qué otros recursos podemos pedir ayuda?